lunes, 10 de noviembre de 2014

Leccion 314


LECCIÓN 314

Busco un futuro diferente del pasado.

1. De una nueva percepción del mundo nace un futuro muy dife­rente del pasado. 2El futuro se ve ahora simplemente como una extensión del presente. 3Los errores del pasado no pueden ensombrecerlo, de tal modo que el miedo ha perdido sus ídolos e imágenes, y, al no tener forma, deja de tener efectos. 4La muerte no podrá reclamar ahora el futuro, pues ahora la vida se ha con­vertido en su objetivo, y se proveen gustosamente todos los medios necesarios para su logro. 5¿Quién podría lamentarse o sufrir cuando el presente ha sido liberado, y su seguridad y paz se extienden hasta un futuro tranquilo y lleno de júbilo?
2. Padre, cometimos errores en el pasado, pero ahora elegimos valernos del presente para ser libres. 2Ponemos el futuro en Tus Manos, y deja­mos atrás nuestros errores pasados, seguros de que Tú cumplirás las promesas que nos haces en el presente, y de que bajo su santa luz dirigi­rás el futuro.

Comentario de Patricia Besada
En esta sección leemos
“Lo primero que verás será un mundo que ha aceptado que esto es verdad, al haber sido proyectado desde una mente que ya ha sido corregida. (L-pII.Preg10.1.3)

Esta cita es uno de los pocos lugares en Un Curso de Milagros en donde Jesús utiliza una palabra que parece estar equivocada.
La palabra “correcta” debió haber sido “extendido”  ya que casi siempre la extensión pertenece al Amor de Dios o el perdón del Espíritu Santo.
De la misma manera, la proyección casi siempre pertenece al ego y su culpabilidad.
El valor de esta aparente inconsistencia es que nos ayuda a no casarnos con la palabra literal. Una cosa que le suele hacer una zancadilla a los estudiantes es encontrar errores, quejándose que Jesús no siempre utiliza la misma palabra a lo largo de todo el Curso.
Imaginemos cómo arruinaríamos disfrutar a Shakespeare si insistiéramos en tomar las palabras literalmente. Perderíamos todo el toque poético y su significado subyacente.
Esto también es verdad en Un Curso de Milagros.
Jesús no toma las formas con seriedad y tampoco espera que nosotros lo hagamos. El contenido sí, pero la forma no.

Sólo un maestro de Dios como el Dr Wapnick puede compartir con nosotros su generosidad de entendimiento para nuestro despertar.

Hoy practico una lección que subraya mis expectativas futuras.
Para el ego, un pasado plegado de errores implica un presente nublado por la culpa y un inevitable castigo futuro.
Busco un futuro diferente del pasado.
Mi futuro es entonces una extensión del amor infinito, eterno, indestructible de mi Padre.
He estado profundamente equivocada.
Con humildad y aceptación, ahora lo sé.
Por eso he podido elegir una nueva percepción.
Una mirada que tiene su origen en la Luz y se adentra en el sueño del tiempo.
Bendiciones,
patricia

No hay comentarios:

Publicar un comentario