sábado, 8 de noviembre de 2014

Leccion 312

LECCIÓN 312

Veo todas las cosas como quiero que sean.

1. La percepción se deriva de los juicios. 2Habiendo juzgado, vemos, por lo tanto, lo que queremos contemplar. 3Pues el único propósito de la vista es ofrecernos lo que queremos ver. 4Es imposible pasar por alto lo que queremos ver o no ver lo que hemos decidido contemplar. 5¡Cuán inevitablemente, pues, se alza el mundo real ante la santa visión de aquel que acepta el propósito del Espíritu Santo como aquello que desea ver! 6No puede dejar de contemplar lo que Cristo quiere que vea, ni de amar con el Amor de Cristo lo que contempla.
2. Mi único propósito hoy es contemplar un mundo liberado, libre de todos los juicios que he emitido. 2Padre, esto es lo que Tu Voluntad dispone para mí hoy, por lo tanto, no puede sino ser mi objetivo también.

Comentario, de Patricia Besada

Jesús utiliza la expresión “juicio final” también de otra manera, hablando del último juicio o final. En este caso no tiene nada que ver con el deshacimiento o la corrección ni con el mundo. El juicio de Dios simplemente expresa la verdad que se encuentra más allá del sueño. Dios nos ama, nosotros Lo amamos y somos uno en ese Amor.

Al igual que con el segundo advenimiento, el ultimo juicio en al cristianismo deriva miedo, culpa y una certeza de que en el final, Dios nos castigará. Así el mismo término se utiliza ahora para simbolizar el fin del miedo ya que apunta al Amor que no juzga de Dios, Amor que expulsa todo miedo.

Todos los días, el iluminado entendimiento del Dr Wapnick me sostiene.

Juzgo todo como quiero que sea, veo todo como quiero que sea.
Aquello que he juzgado en mi mente tiene destino de proyección.
Y es mi proyeccion lo que percibo y hago real.

Juzgo a todas las personas, eventos y situaciones como si fueran verdad.
¿Cómo pasar por alto lo que creo que es real?

Pero hoy, sí hoy mismo encauzo mi día, dedico mi día al perdón.
Hoy, sí hoy mismo puedo aprender las lecciones del Espíritu Santo.
Hoy, sí hoy mismo, su Voz guiará mi mente.
Hoy, sí hou mismo, su Luz  sanará mi percepción.
Hoy, sí hoy mismo.
Bendiciones,
patricia

No hay comentarios:

Publicar un comentario