lunes, 21 de julio de 2014

Leccion 202


LECCIÓN 202 – 21 de Julio

No soy un cuerpo. Soy libre.
Pues aún soy tal como Dios me creó.

1. (182) Permaneceré muy quedo por un instante e iré a mi hogar.

2¿Por qué habría de elegir quedarme un solo instante más donde no me corresponde estar, cuando Dios Mismo me ha dado Su Voz, la cual me exhorta a retornar a mi hogar?

3No soy un cuerpo. 4Soy libre.
5Pues aún soy tal como Dios me creó.

Comentario

Justo ahora, en este mismo instante, y en cada instante de este día, tengo la posibilidad de aquietarme, de acallar mi mente, y de ir al hogar en el Cielo. El Cielo está aquí. El Cielo es ahora. No hay otro momento ni otro lugar.

Este mundo de agitación no es mi hogar, mi hogar está en la paz. Este mundo de sufrimiento no es mi hogar, mi hogar está en la felicidad. Este mundo de odio no es mi hogar, mi hogar está en el amor. Este cuerpo no es mi hogar, mi hogar está en Dios.

La Voz de Dios me llama constantemente para que vaya a mi hogar, y puedo hacerlo en cualquier momento en que elija hacerlo. ¡Qué agradecido me siento hoy por esta llamada interior! ¡Qué agradecido me siento de que, no importa a donde vaya, no importa lo que haga, esta Voz siempre está conmigo, llamándome al hogar!

Cuando oigo esta Voz, ¿por qué voy a elegir quedarme un instante más donde no estoy en mi hogar? Todas las razones que se me pudieran ocurrir, desaparecen en la nada, cuando me doy cuenta de la dulce y tierna llamada de Su Voz. Quiero recordarla ahora, y en cada momento de este día. “Permaneceré muy quedo por un instante e iré a mi hogar”.

1 comentario: