jueves, 23 de enero de 2014

Leccion 23, Un Curso de Milagros

LECCIÓN 23

Puedo escaparme del mundo que veo renunciando a los pensamientos de ataque.

1. La idea de hoy describe la única manera de poder escapar del miedo que jamás tendrá éxito. 2Nada más puede lograrlo; nada más tiene sentido. 3Pero esta manera de escapar no puede fallar. 4Cada pensamiento que albergas da lugar a algún segmento del mundo que ves. 5Es con tus pensamientos, pues con los que tene­mos que trabajar, si es que tu percepción del mundo ha de cam­biar.
2. Si la causa del mundo que ves son los pensamientos de ataque, debes aprender que ésos son los pensamientos que no deseas. 2De nada sirve lamentarse del mundo. 3De nada sirve tratar de cam­biarlo. 4No se puede cambiar porque no es más que un efecto. 5Pero lo que sí puedes hacer es cambiar tus pensamientos acerca de él. 6En ese caso estarás cambiando la causa. 7El efecto cambiará automáticamente.
3. El mundo que ves es un mundo vengativo, y todo en él es un símbolo de venganza. 2Cada una de las percepciones que tienes de la “realidad externa” no es más que una representación grá­fica de tus propios pensamientos de ataque. 3Uno podría muy bien preguntarse si a esto se le puede llamar ver. 4¿No es acaso “fantasía” una mejor palabra para referirse a ese proceso, y “alu­cinación” un término más apropiado para su resultado?
4. Ves el mundo que has fabricado, pero no te ves a ti mismo como el que fabrica las imágenes. 2No se te puede salvar del mundo, pero te puedes escapar de su causa. 3Éste es el significado de la salvación, pues, ¿dónde se encuentra el mundo que ves cuando su causa ha desaparecido? 4La visión ya tiene un susti­tuto para todo lo que crees ver ahora. 5La hermosura puede ilumi­nar tus imágenes y transformarlas de tal manera que las llegues a amar, aun cuando fueron forjadas del odio, 6pues ya no las estarás forjando solo.
5La idea de hoy introduce el pensamiento de que no estás atra­pado en el mundo que ves porque su causa se puede cambiar. 2Éste cambio requiere, en primer lugar, que se identifique la causa y luego que se abandone, de modo que pueda ser reemplazada. 3Los primeros dos pasos de este proceso requieren tu cooperación. 4El paso final, no. 5Tus imágenes ya han sido reemplazadas. 6Al dar los dos primeros pasos, comprobarás que esto es cierto.
6. Además de usar la idea de hoy a lo largo del día según lo dicte la necesidad, se requieren cinco sesiones de práctica para su apli­cación. 2Según miras a tu alrededor, repite primero la idea para tus adentros lentamente, y luego cierra los ojos y dedica alrede­dor de un minuto a buscar en tu mente el mayor número posible de pensamientos de ataque que se te ocurran. 3Conforme cada uno de ellos cruce tu mente, di:

4Puedo escaparme del mundo que veo renunciando a los pensamientos de ataque acerca de _____

5Mantén presente cada pensamiento de ataque mientras repites esto, luego descártalo y pasa al siguiente.
7. Durante las sesiones de práctica, asegúrate de incluir tanto los pensamientos de ataque contra otros como los de ser atacado. 2Los efectos de ambos son exactamente lo mismo, puesto que ambos son exactamente lo mismo. 3Aún no reconoces esto, y lo único que se te pide de momento es que durante las sesiones de práctica los trates de igual modo. 4Todavía nos encontramos en la etapa de identificar la causa del mundo que ves. 5Cuando final­mente aprendas que los pensamientos de atacar y los de ser atacado no son diferentes, estarás listo para abandonar dicha causa.

"COMENTARIOS A LAS LECCIONES" de Robert Perry y Ally Watson
 Instrucciones para la práctica

Propósito: Aprender que “no estás atrapado en el mundo que ves, porque su causa se puede cambiar” (5:1)

Ejercicio: 5 veces, de un minuto de duración.
  • Repite la idea lentamente mientras miras a tu alrededor.
  • Luego cierra los ojos y busca en tu mente los pensamientos de ataque y los de ser atacado. Mantenlos en tu mente mientras dices: “Puedo escaparme del mundo que veo renunciando a los pensamientos de ataque  acerca de ____”.

Observaciones: Es importante incluir los pensamientos de ataque que proceden de ti y los pensamientos de ataque hacia ti. La lección dice que son dos formas diferentes del mismo pensamiento. De hecho, si los examinas de cerca, te darás cuenta de que cada pensamiento de ataque contiene los dos aspectos. Cuando estás enfadado con alguien, siempre está el elemento “Él me hizo daño de algún modo (lo que significa: de algún modo me atacó) y por eso estoy enfadado”. Y siempre que veas que alguien te ataca, siempre hay ira, desagrado, o frustración dirigida contra él. Por lo tanto, todo es lo mismo, y todo es ataque. Verlo nos puede motivar a abandonarlo.

Respuesta a la tentación: Siempre que notes que estás teniendo pensamientos de ataque.
   Repite la idea como un modo de expulsar esos pensamientos. Puedes hacerla más concreta usando la misma forma de arriba: “Puedo escaparme del mundo que veo renunciando a los pensamientos de ataque acerca de____”.

Comentario

Éste es un ejemplo que resume el mensaje del Curso para nosotros. No nos escapamos del mundo de conflicto tratando de controlarlo, manipularlo, arreglarlo o intentando hacerlo mejor. Nos escapamos mediante una acción de la mente: abandonando nuestros propios pensamientos de ataque. El mundo que veo es el efecto de los pensamientos de ataque que hay en mi mente, y por lo tanto puedo “escaparme” de él cambiando los pensamientos en mi mente. Ésta es “la única manera de poder escapar del miedo que tendrá éxito. Nada más puede lograrlo, nada más tiene sentido” (1:1-2).

   “Es con tus pensamientos, pues, con los que tenemos que trabajar” (1:5).

 El Texto lo dice así:

   Tienes que cambiar de mentalidad, no de comportamiento, y eso es cuestión de que estés dispuesto a hacerlo. No necesitas orientación alguna excepto a nivel mental. La corrección debe llevarse a cabo únicamente en el nivel en que es posible el cambio. El cambio no tiene ningún sentido en el nivel de los síntomas donde no puede producir resultados.   (T.2.VI.3:4-7)

El mundo es el nivel de los síntomas, la mente es el nivel de la causa.

Es muy difícil para muchos aceptar esta frase del Curso: “De nada sirve intentar cambiar el mundo” (2:3). Tan pronto como leo esto, me doy cuenta de que sigo intentando ir contra esto. Me veo a mí mismo intentando cambiar algún factor externo, algo que hay a mi alrededor, pensando que de alguna manera tal cambio mejorará las cosas. Todo lo que esto hace es aliviar algunos síntomas, tal como tomar una pastilla para la tos cuando tengo catarro. No cura nada. O, como Marianne Williamson dijo: “es como intentar solucionar los problemas del Titanic cambiando de lugar las tumbonas de cubierta”. Lo que funciona es cambiar mis pensamientos sobre el mundo, porque mis pensamientos de ataque son la causa del mundo que veo.

“Ves el mundo que has fabricado, pero no te ves a ti mismo como el que fabrica las imágenes” (4:1). No reconocemos el poder de nuestra mente, utilizamos las mismas imágenes fabricadas por la mente para ocultar el poder de la mente. Nos negamos a que nos etiqueten como el fabricante de imágenes. Queremos que la culpa sea de algún otro, incluso culpa de Dios.

   La visión ya tiene un substituto para todo lo que crees ver ahora. La hermosura puede iluminar tus imágenes y transformarlas de tal manera que las llegues a amar, aun cuando fueron forjadas del odio, pues ya no las estarás forjando solo.   (4:4-6)

Cualquier cosa hecha con nuestro odio, ataque o rabia puede transformarse si nos unimos al Espíritu Santo para dejar que Su luz nos ilumine. Cualquier relación especial, ya parezca odiosa o amorosa, puede llegar a ser una fuente de bendiciones para el mundo. Cada acto de venganza puede transformarse en salvación. Esto es lo que el milagro hace. “El más santo de los lugares de la tierra es aquel donde un viejo odio se ha convertido en un amor presente” (T.26.IX.6:1).

No estamos atrapados en el mundo “porque su causa se puede cambiar” (5:1). Luego sigue un breve resumen maravilloso del proceso de cambiar nuestra mente, que Ken Wapnick ha calificado como los 3 pasos del perdón. Se encuentra en una sola frase: “Este cambio requiere, en primer lugar, que se identifique la causa y luego que se abandone, de modo que pueda ser reemplazada” (5:2).

1.- “Este cambio requiere, en primer lugar, que identifiquemos la causa…” Tenemos que reconocer a la mente como la causa”. Tenemos que darnos cuenta de que estamos “engordando” al ego en cada instante dentro de nuestra propia mente, por medio de nuestros pensamientos. Tenemos que darnos cuenta de que somos responsables de lo que vemos.

2.- “... y luego que se abandone…” Habiendo reconocido a la mente como la causa, tenemos que elegir cambiar nuestra mente (nuestros pensamientos) acerca del mundo. Tenemos que darnos cuenta de que los pensamientos que estamos pensando no son los pensamientos que queremos porque, como decía la lección de ayer, nos hemos cuenta de que éste no es  el mundo  que queremos ver. Aquí no se dice nada de que aparezcan nuevos pensamientos, simplemente dice que abandonemos los viejos. Todo lo que se necesita es desear el cambio, el reconocimiento de que “yo ya no quiero esto más”.

3.- “… de modo que pueda ser reemplazada”. El tercer paso es la substitución de los pensamientos de ataque por pensamientos santos, pensamientos de amor y paz. Las siguientes frases son importantísimas aquí: “Los primeros dos pasos de este proceso requieren tu cooperación. El paso final, no” (5:3-4). ¡El paso de la substitución no es nuestro trabajo! Nosotros colaboramos en identificar la causa, descubrir al ego en nuestra mente (paso 1) y colaboramos en abandonar esos pensamientos del ego (paso 2), pero su substitución por los Pensamientos de Dios (paso 3) no es nuestro trabajo. Eso simplemente sucede.

Cuando sucede algo que me disgusta, esto es todo lo que necesito recordar:
 1) La causa no está fuera sino en mis propios pensamientos.
 2) No quiero estos pensamientos.

El Paso 3  se encarga de sí mismo, pues si yo doy los dos primeros pasos, veré que mis falsas imágenes han sido reemplazadas. Los pensamientos reales ya están en mi mente, pero están ocultados por los pensamientos falsos del ego. Elimina lo falso, y verás que lo verdadero ya está ahí.

Dentro de las instrucciones de la práctica hay otra idea que merece destacarse:

   Asegúrate de incluir tanto los pensamientos de ataque contra otros como los de ser atacado. Los efectos de ambos son exactamente lo mismo, puesto que ambos son exactamente lo mismo.  (7:1-2)

Un pensamiento de ataque no es sólo un pensamiento de ira o resentimiento que tengo hacia otro, es también un pensamiento de ser atacado por otro. Si todo lo que veo es un reflejo de mis pensamientos, entonces lo que parece ser ataque dirigido contra mí desde fuera es realmente mi propio pensamiento de ataque rebotando contra mí.

Por lo tanto, los miedos de cualquier clase son pensamientos de ataque. La inquietud cuando un coche patrulla me pasa, es un pensamiento de ataque. La preocupación por la competencia en el trabajo o en una relación, es un pensamiento de ataque. Alegrarse cuando un terrorista cae víctima de una explosión, es un pensamiento de ataque. ¡Vigila tu mente en los mundiales de fútbol!

Tenemos mucho que abandonar. El resultado bien lo merece.     

10 comentarios:

  1. UY SI, necesitaba un mensaje de estos, ahora en el mundial, Brasil 2014, ya que hay mucha competencia y rivalidad entre los paises, y hasta de remordimiento de quienes ganan, que no haya la manera de sentirme bien. En medio de un juego que es contagioso, tambien se involucra mucho la parte emocional, mucho mayor cuando el pais de uno participa. Trato de hallar la paz de medio de todo esto, y no tomarlo tan seriamente ya que todos los que participaron con campeones.

    ResponderEliminar
  2. Espectacular ejercicio. Lo practique justo cuando me di cuenta que estaba recibiendo pensamientos de ataque. Me aleje en silencio y practique el ejercicio 23. Enseguida salio. Gracias por compartir

    ResponderEliminar
  3. Maravilloso ejercicio, voy tomando consciencia de muchas cosas.

    Gracias por acercar Un Curso De Milagros a todos

    ResponderEliminar
  4. Maravillosa lección. Feliz Instante Santo.

    ResponderEliminar
  5. Gracias gracias gracias por aclarar mi mente

    ResponderEliminar
  6. Buenas noches. Se ve bien para asuntos relacionados con mi percepcion respecto otras personas. Pero, como haces por ejemplo si estás en bancarrota el banco viene a embargarte, prácticas RECHAZAS PENSAMIENTOS DE DESOLACION ANGUSTIA ETC, pero el banco te sigue recordando y tus hijos pidiendo alimentos etc.como lo harías si la situación te esta recuerde y recuerde lo que rechazas? que seria en este caso ESCAPARME DEL MUNDO, no contestando las llamadas del banco? Se ve Bonita la leccion pero en la práctica?

    ResponderEliminar
  7. Querido amigo, como estas?
    Como dice la leccion "cada pensamiento que albergas da lugar a algun segmento del mundo que ves."
    El Curso propone que trabajemos con la Causa del mundo que veo, y veo quiere decir percibo.
    Lo que percibo es Efecto de mis pensamientos. Ese es el enfoque del Curso, y va solo a la causa, que esta en nuestra mente.
    Entiendo lo que escribes en tus preguntas, nadie esta diciendo que uno tiene que escapar de situaciones, relaciones, obligaciones en cuanto a finanzas... Ni dejar de sentir desolacion o ira si eso nos esta sucediendo... Solo se nos pide que no lo justifiquemos con los hechos "externos"...
    Me siento desolado y con angustia porque estoy viendo esta situacion con el maestro equivocado, con el maestro del caos y la separacion...Ese es mi error, el unico error. Esta es la base del Milagro, y esto es un Curso de Milagros, para corregir causas.
    Todos pasamos por etapas cuando hacemos el Curso donde parece que no funciona, que no sirve, que es absurdo... me ha pasado. Me dije a mi misma: "el curso no me va a dar lo que yo quiero...."
    Y en algun punto, es verdad, este curso no hace tratos con el ego para que nos arregle aquella parte del mundo que nos genera conflicto. No mejora ilusiones para que me sienta mejor. Me pone en otro lugar, como soñador del sueño. Y me dice: podes elegir soñar pesadillas y sentirte victima, o podes soñar sueños felices de perdon, donde todo lo veo como una leccion para perdonar, todo va a depender de nuestra mirada.
    Querido amigo, he leido tus preguntas, y espero haberte ayudado algo a tu busqueda de paz y respuestas a la situacion que estas viviendo. No te desanimes, sigue leyendo y preguntandote, es en este momento donde uno desarrolla la verdadera confianza en que dentro nuestro estan todas las respuestas, ya que el Espiritu Santo esta en nuestra mente.
    Te doy el animo que necesites para continuar!!!
    Espero que estas palabras te sean de utilidad!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La respuesta de Dios es alguna forma de paz. Todo dolor sana, toda aflicción queda reemplazada por la dicha. Las puertas de la prisión se abren.UCDM

      Eliminar