sábado, 18 de enero de 2014

Leccion 18, Un Curso de Milagros


LECCIÓN 18

No soy el único que experimenta los efectos de mi manera de ver.

1. La idea de hoy es un paso más en el proceso de aprender que los pensamientos que dan lugar a lo que ves nunca son neutros o irrelevantes. 2También hace hincapié en la idea, a la que posterior­mente se le dará cada vez mayor importancia, de que las mentes están unidas.
2. La idea de hoy no se refiere tanto a lo que ves como a la manera en que lo ves. 2Por lo tanto, los ejercicios de hoy hacen hincapié en ese aspecto de tu percepción. 3Las tres o cuatro sesiones de prác­tica que se recomiendan deben hacerse de la siguiente manera:
3. Mira a tu alrededor, y a medida que selecciones los objetos para la aplicación de la idea de hoy tan al azar como sea posible, descansa tu mirada en cada uno de ellos el tiempo suficiente para poder decir:

2No soy el único que experimenta los efectos de mi manera de ver

3Concluye cada sesión de práctica repitiendo esta afirmación más general:

4No soy el único que experimenta los efectos de mi manera de ver.

5Un minuto, o incluso menos, es suficiente para cada sesión de práctica.

"COMENTARIOS A LAS LECCIONES" de Robert Perry y Ally Watson
Instrucciones para la práctica

Propósito: Continuar enseñándote que tus pensamientos tienen efectos. Las lecciones anteriores decían que siempre afectan a tu mente. Esta lección dice que afectan a todas[JYA1]  las mentes.

Práctica: 3 o 4 veces, durante un minuto aproximadamente (quizás menos).
  • Mira a tu alrededor, elige objetos al azar y descansa tu mirada sobre cada uno el tiempo necesario para decir: “No soy el único que experimenta los efectos de mi manera de ver este ____”.
  • Termina repitiendo la idea general.

Comentario

La idea de que las mentes están unidas (1:2) es fácil de entender, pero lo que ello supone es de un alcance enorme. El modo en que veo las cosas afecta a otras mentes, no sólo a la mía. Los milagros que el Curso puede hacer en nuestras vidas demostrará esto una y otra vez. Un cambio en el modo en que veo las cosas puede tener efectos milagrosos en las personas a mi alrededor e incluso en todo el mundo: 
  
Un milagro nunca se pierde. Puede afectar a mucha gente que ni siquiera conoces, y producir cambios inimaginables en situaciones de las que ni siquiera eres consciente. (T.1.I.45).

El hecho de que mi manera de ver las cosas afecta a más personas que a mí mismo, hace a los pensamientos que causan mi manera de ver todavía más importantes. Lo que pienso y mi modo de ver las cosas afecta literalmente al mundo entero. Al abrir mi mente al amor, puedo ser un conducto de amor para el mundo.





 [JYA1]Porque todas las mentes están unidas.

3 comentarios:

  1. Tal cual....buena forma de poner en práctica algo tan abstracto para nuestro entender

    ResponderEliminar
  2. POR QUE SI MIS PENSAMIENTOS ANTECEDEN A LOS EFECTOS O PROYECCION AFUERA.. NO PROYECTAN DEL MISMO MODO PENSAMIENTOS QUE TENGO POSITIVOS RESPECTO A MANIFESTAR O PROYECTAR ALGO QUE YO QUIERA Y SE MANIFIESTA OTRA COSA?, ENTONCES EL PENSAMIENTO NO NECESARIAMENTE TIENE EFECTOS.

    ResponderEliminar
  3. buen día ah veces pasan cosa que no entendemos...porque no somos consientes de lo que pensamos realmente...y así pasa con todo...los pensamientos llevan un sentimiento...gracias....

    ResponderEliminar