martes, 14 de mayo de 2013

La impecabilidad de mi hermano


"Elejí verte culpable
elejí verte necesitado
elejí verte como alguien no digno de amor,
porque así era como me quería ver a mí mísma y así me ví.
Como elejí verte carente de amor, así me ví.
Como elejí verte como alguien perdido, desconsolado, así me ví.
Pero hoy, hoy elijo verte impecable porque quiero verme impecable
y así habré de verme.
Porque tal como te veo, me veo
Tal como te acepte, hermano mío, así me aceptaré.
Tal como te ame, así me estoy amando.
Y tal como te perdone, así me estoy perdonando.
Y ahora elijo liberarme de estas cadenas que nos mantenían presos.
Solamente puedo recordar que estoy en la luz
estando en la luz contigo, hermano mío."

Texto extraído de la conferencia de Patricia Besada, No es difícil renunciar a los juicios

No hay comentarios:

Publicar un comentario